Descripciones para morirse del miedo

¡Geniales las producciones de la descripción de la casa!

 

El sendero que llevaba a la casa era misterioso y tenebroso. Estar cerca de la casa daba un sentimiento de escalofríos, era tan grande que parecía el castillo de drácula. La entrada de la casa tenía estatuas hechas de mármol con caras de puro sufrimiento interminable. El olor de dentro de la casa era horrible, olía a cadáver podrido. Dentro de la casa era más tenebroso que afuera. Adentro el ambiente se sentía como si alguien te estaba mirando.

——————————————————————————————————————

Es una casa abandonada donde la luz no llega, la oscuridad acechaba en cualquier lugar. Una casa con vidrios rotos como los de un auto chocado. La puerta es de un material rocoso como una cueva donde habitan seres extraños, por eso por más de que estuviera abierta nadie se animaría  a entrar. La casa tenía un olor a muerto, como si no hubiera habido vida. Ya cuando pasabas la cerca tenias un sentimiento de que algo muy malo iba a pasar. Cuando entrabas a la casa la madera del piso rechinaba como si se estuviera a punto de caerse.

——————————————————————————————————————

Era una casa en las afueras del vecindario Hawkings,en la ciudad de Lakewood. Los jóvenes de los pueblos vecinos, incluso hoy en dìa,  se asustan de solo escuchar el nombre de la mansión “La casa de la Dama de Negro”. Los pinos que rodeaban la propiedad eran altos como tres jirafas encimadas. El olor a cadáver era evidente. Cabezas de antiguos vecinos colgaban de las paredes del exterior cuál cerdos en matadero. Aullidos, acompañados de estruendosos gemidos de dolor, se escuchaban cada vez que el viento entreabría una ventana. La crujiente y áspera madera de la antigua puerta chirriaba  ante los pasos provenientes de sus desconocidos dueños. Reemplazaban los picaportes, esqueléticas manos con deseo de estrangular a cada curioso que se animase a cruzar esas tenebrosas puertas. En la ventana del 2do piso de esta asomaba un conejo, un diabólico conejo con ojos color rojo.

——————————————————————————————————————

No era un sendero, luces, un mapa o una calle, lo único que te conducía a este oscuro lugar, era el simple presentimiento a que algo iba a pasar y la incertidumbre de cuando, donde, como y más que nada, que. Al llegar a esta pequeña casa, con solo traspasar el cerco de entrada se empezaba a sentir unos incómodos, aunque invisibles ojos que estaban mirándote desde todos lados, cada angulo y cada repentino movimiento. Al entrar se supo que esta visita nunca iba a terminar.

  Desde adentro la casa era otra, lo que no era desde afuera lo era desde adentro. Lo que más llamaba la atención era una chimenea, el fuego era diferente, negro, como si lo que se quemase fuese muerte, negatividad, tristeza y todo lo que pueda ser representado por el color negro. A primera vista se veían unas gárgolas colgando, pero si te acercabas te dabas cuenta que no eran esculturas de piedras, sino cabezas de verdad.

 Se necesitaba valor del tamaño de un castillo para subir las escaleras, pero posible era. Cuadros y retratos cubiertos en polvo dormían en los costados mientras que probablemente te torcías  un tobillo por no prestar atención en los escalones desenganchados en las escaleras.

    

Esta entrada fue publicada en Castellano, DHprimaria, Prácticas del Lenguaje. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Descripciones para morirse del miedo

  1. Sandra dijo:

    ¡Qué lindo leerlos 7mo! Increíble como están escribiendo¡Felicitaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *